CELOS

004_opt

Los Celos surgen por miedo a la pérdida del objeto amado. Podrían considerarse patológicos cuando la persona renuncia a su vida para buscar incansablemente al otro e ideando maneras de retenerlo o llamar su atención.

Hay tres tipos de celos:

1) los “normales” que generan un sentimiento de duelo o un dolor narcisista aún tolerable para el sujeto;

2) los celos proyectados, causados por la infidelidad cometida o por el deseo de cometerla;

3) los celos delirantes estos contienen fantasías homosexuales inconscientes, ante ellas la mente se defiende trasmudando esos deseos hacia el otro, de esta manera es la otra persona quien tiene interés en ella o él, con ese desplazamiento queda liberado de la homosexualidad.

(PSICOANALISTA ROCÍO SUÁREZ)