TERAPIA INFANTIL

infantil

Es muy común que los papás se encuentren angustiados, enojados, desesperados, con dudas, etc., pues no saben si las decisiones y actitudes que toman frente a sus hijos son las más adecuadas. Ellos buscan y desean una infancia feliz para sus hijos; en este sentido la educación juega un papel preponderante, pues les ayudará a ser personas con autoestima y, además, se conduzcan con sistema de valores éticos ante los demás. Los padres se pueden enfrentar a distintos conflictos cotidianos de la vida como por ejemplo: qué hacer en caso de un berrinche, cómo actuar ante los enojos, qué hacer si los veo triste, qué hacer para saber qué es lo que le está sucediendo, cómo manejar el divorcio de los padres, el arribo de un hermanito, falta de control de esfínteres, cómo manejar una pérdida, etc. Estas son solo algunas de las vicisitudes que se pueden encontrar siendo padres.

Entonces, si ya no se sabe qué hacer, qué decir, cómo actuar, se llega creer que  como padre ya se me salieron las cosas de control.  La terapia infantil es un importante método que ayuda a entender y a realizar una intervención en el problema que esté presentando el niño; esto se da mediante la interacción, por una parte  entre los padres-psicoterapeuta, de la cual se obtiene la mayor información que el infante no pueda expresar de sí mismo, de su relación con los papás y el conflicto actual; y, por otra parte  entre el niño-psicoterapeuta. Esta interacción es diferente a la de los adultos, pues los niños tienen todavía un lenguaje limitado y es complicado que puedan expresarse con oraciones muy estructuradas, por lo que es más fácil comunicarse de distintas formas; es por eso, que el psicoterapeuta infantil recurre a herramientas como el juego, el dibujo, pintura, dramatización, música, cuentos, aplicación de pruebas psicológicas…  para que por medio de ello comunique qué es lo que puede estar pasando por su mente, cómo está percibiendo el entorno y cómo está viviendo y sintiendo la situación por la que es llevado a terapia. El psicoterapeuta infantil cuenta con toda la capacidad  para poder interpretar esas herramientas y así realizar una intervención o plan de trabajo individual y único; que además se complemente con el apoyo de los padres. Hay ocasiones en las que el infante además de la intervención individual, pueda requerir apoyo de un grupo infantil, sin embargo, todo esto se irá evaluando durante el proceso.

(PSIC. DAFNIS RAMÍREZ GONZÁLEZ)