TRISTEZA

011_opt

Tristeza

El perder a la mascota, el quedarse sin trabajo, algún conflicto familiar o de pareja, alguna decepción amorosa, una mala calificación en la escuela son algunos ejemplos de lo que puede provocar tristeza; la cual es un estado emocional negativo que de no ponerle la atención necesaria y de prolongarse podría convertirse en depresión.

La tristeza despierta en el cuerpo una sensación de pesadez y de aletargamiento, si bien es un estado negativo que llega a bajar el autoestima de la persona también es una emoción que se encuentra de paso, pues es una de las tantas emociones que se viven día a día. Lo importante será descubrir por qué uno se siente triste y qué es lo que puede hacer uno para no seguir sintiéndose así.

(PSICOANALISTA JUAN CARLOS MORALES)